Desde que la grasa fue demonizada, las personas comenzaron a comer más azúcar, carbohidratos refinados y alimentos procesados ​​en su lugar.

Como resultado, el mundo entero se ha vuelto más y más enfermo.

Sin embargo, los tiempos están cambiando. Los estudios ahora muestran que la grasa, incluida la grasa saturada, no es el demonio que se hizo (1, 2).

Todo tipo de alimentos saludables que contienen grasa ahora han regresado a la escena del "súper alimento".

Aquí hay 10 alimentos altos en grasa que en realidad son increíblemente saludables y nutritivos.

1. Aguacates

El aguacate es diferente de la mayoría de las otras frutas.

Mientras que la mayoría de las frutas contienen principalmente carbohidratos, los aguacates están cargados de grasas.

De hecho, los aguacates tienen alrededor del 77% de grasa, en calorías, lo que los hace aún más altos en grasa que la mayoría de los alimentos de origen animal (3).

El principal ácido graso es una grasa monoinsaturada llamada ácido oleico. Este es también el ácido graso predominante en el aceite de oliva, asociado con diversos beneficios para la salud (4, 5).

Los aguacates se encuentran entre las mejores fuentes de potasio en la dieta, incluso contienen un 40% más de potasio que las bananas, un alimento típico rico en potasio.

También son una gran fuente de fibra, y los estudios han demostrado que pueden reducir el colesterol LDL y los triglicéridos, mientras que elevan el colesterol HDL (el "bueno") (6, 7, 8).

A pesar de que son altos en grasa y calorías, un estudio muestra que las personas que comen aguacates tienden a pesar menos y tienen menos grasa abdominal que aquellos que no lo hacen (9).

Conclusión: Los aguacates son una fruta, con grasa al 77% de las calorías. Son una excelente fuente de potasio y fibra, y se ha demostrado que tienen importantes beneficios para la salud cardiovascular.

2. Queso

El queso es increíblemente nutritivo.

Esto tiene sentido, dado que una taza de leche entera se usa para producir una sola rebanada gruesa de queso.

Es una gran fuente de calcio, vitamina B12, fósforo y selenio, y contiene todo tipo de otros nutrientes (10).

También es muy rico en proteínas, con una sola rebanada gruesa de queso que contiene 6,7 gramos de proteína, lo mismo que un vaso de leche.

El queso, al igual que otros productos lácteos altos en grasa, también contiene poderosos ácidos grasos que se han relacionado con todo tipo de beneficios, incluido el riesgo reducido de diabetes tipo 2 (11).

Conclusión: El queso es increíblemente nutritivo, y una porción única contiene una cantidad similar de nutrientes como un vaso de leche. Es una gran fuente de vitaminas, minerales, proteínas de calidad y grasas saludables.

3. Chocolate Oscuro

El chocolate negro es uno de esos raros alimentos saludables que realmente saben increíble.

Es muy alto en grasa, con grasa en alrededor del 65% de calorías.

El chocolate negro es un 11% de fibra y contiene más del 50% de la dosis diaria recomendada de hierro, magnesio, cobre y manganeso (12).

También está cargado de antioxidantes, tanto que es uno de los alimentos de mayor puntaje evaluados, incluso supera a los arándanos (13).

Algunos de los antioxidantes que contiene tienen una potente actividad biológica y pueden disminuir la presión arterial y proteger el colesterol LDL en la sangre para que no se oxide (14, 15).

Los estudios también muestran que las personas que comen chocolate negro 5 o más veces por semana tienen menos de la mitad de probabilidades de morir de enfermedades cardíacas, en comparación con las personas que no consumen chocolate negro (16, 17).

También hay algunos estudios que muestran que el chocolate amargo puede mejorar la función cerebral y proteger su piel del daño cuando se expone al sol (18, 19).

Solo asegúrate de elegir chocolate negro de calidad, con al menos 70% de cacao.

Conclusión: El chocolate amargo es rico en grasas, pero está cargado de nutrientes y antioxidantes. Es muy efectivo para mejorar la salud cardiovascular.

4. Huevos enteros

Los huevos enteros solían considerarse poco saludables porque las yemas son ricas en colesterol y grasa.

De hecho, un solo huevo contiene 212 mg de colesterol, que es el 71% de la ingesta diaria recomendada. Además, el 62% de las calorías en huevos enteros son de grasa (20).

Sin embargo, nuevos estudios han demostrado que el colesterol en los huevos no afecta el colesterol en la sangre, al menos no en la mayoría de las personas (21).

Lo que nos queda es uno de los alimentos más ricos en nutrientes del planeta.

Los huevos enteros son en realidad cargados con vitaminas y minerales. Contienen un poco de casi todos los nutrientes que necesitamos.

Incluso contienen poderosos antioxidantes que protegen los ojos y mucha colina, un nutriente cerebral del que el 90% de la gente no tiene suficiente (22, 23).

Los huevos también son un alimento amigable para la pérdida de peso. Son muy satisfactorios y ricos en proteínas, el nutriente más importante para la pérdida de peso (24).

A pesar de ser alto en grasas, las personas que reemplazan un desayuno a base de granos con huevos terminan comiendo menos calorías y perdiendo peso (25, 26).

Los mejores huevos son omega-3 enriquecidos o pastoreados. Simplemente no tire la yema, ahí es donde se encuentran casi todos los nutrientes.

Conclusión: Los huevos enteros se encuentran entre los alimentos más ricos en nutrientes del planeta. A pesar de ser altos en grasas y colesterol, son increíblemente nutritivos y saludables.

5. Fatty Fish

Uno de los pocos productos animales que la mayoría de las personas cree que es saludable es el pescado graso.

Esto incluye peces como el salmón, la trucha, la caballa, las sardinas y el arenque.

Estos peces están cargados con ácidos grasos omega-3 saludables para el corazón, proteínas de alta calidad y todo tipo de nutrientes importantes.

Los estudios muestran que las personas que comen pescado tienden a ser mucho más saludables, con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, depresión, demencia y todo tipo de enfermedades comunes (27, 28, 29).

Si no puede (o no) comer pescado, entonces puede ser útil tomar un suplemento de aceite de pescado. El aceite de hígado de bacalao es el mejor, contiene todos los omega-3 que necesita, así como mucha vitamina D.

Conclusión: El pescado graso como el salmón tiene importantes nutrientes, especialmente grasas omega-3 ácidos.Comer pescado graso está relacionado con la mejora de la salud y la reducción del riesgo de todo tipo de enfermedades.

6. Nueces

Las nueces son increíblemente saludables.

Tienen un alto contenido de grasas y fibra saludables, y son una buena fuente de proteína a base de plantas.

Las nueces también son ricas en vitamina E y están cargadas de magnesio, un mineral del que la mayoría de la gente no tiene suficiente.

Los estudios muestran que las personas que comen nueces tienden a ser más saludables y tienen un menor riesgo de diversas enfermedades. Esto incluye obesidad, enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2 (30, 31, 32).

Los frutos secos saludables incluyen almendras, nueces, nueces de macadamia y muchos otros.

Conclusión: Las nueces contienen grasas saludables, proteínas, vitamina E y magnesio, y se encuentran entre las mejores fuentes de proteínas de origen vegetal. Los estudios demuestran que los frutos secos tienen muchos beneficios para la salud.

7. Semillas de Chia

Las semillas de Chia generalmente no se perciben como un alimento "graso".

Sin embargo, una onza (28 gramos) de semillas de chia en realidad contiene 9 gramos de grasa.

Teniendo en cuenta que casi todos los carbohidratos en las semillas de chía son de fibra, la mayoría de las calorías en ellos en realidad proviene de la grasa.

De hecho, por calorías, las semillas de chía tienen alrededor del 80% de grasa. Esto los convierte en un excelente alimento vegetal rico en grasas.

Tampoco son grasas, la mayoría de las grasas en las semillas de chia consisten en el ácido graso omega-3 saludable para el corazón llamado ALA.

Las semillas de chía también pueden tener numerosos beneficios para la salud, como bajar la presión arterial y tener efectos antiinflamatorios (33, 34).

También son increíblemente nutritivos. Además de ser cargado con fibra y omega-3, las semillas de chía también están repletas de minerales.

Conclusión: Las semillas de chía son muy ricas en grasas saludables, especialmente un ácido graso omega-3 llamado ALA. También están cargados de fibra y minerales, y tienen numerosos beneficios para la salud.

8. Aceite de oliva virgen extra

Otro alimento graso que casi todos coinciden en que es saludable es el aceite de oliva virgen extra.

Esta grasa es un componente esencial de la dieta mediterránea, que ha demostrado tener numerosos beneficios para la salud (35, 36).

El aceite de oliva virgen extra contiene vitaminas E y K, y está cargado con poderosos antioxidantes.

Algunos de estos antioxidantes pueden combatir la inflamación y ayudar a proteger que las partículas de LDL en la sangre no se oxiden (37, 38).

También se ha demostrado que reduce la presión arterial, mejora los marcadores de colesterol y tiene todo tipo de beneficios relacionados con el riesgo de enfermedad cardíaca (39).

De todas las grasas y aceites saludables en la dieta, el aceite de oliva extra virgen es el rey.

Conclusión: El aceite de oliva virgen extra tiene muchos beneficios poderosos para la salud y es increíblemente efectivo para mejorar la salud cardiovascular.

9. Cocos y aceite de coco

Los cocos y el aceite de coco son las fuentes más ricas de grasas saturadas del planeta.

De hecho, aproximadamente el 90% de los ácidos grasos que contienen están saturados.

Aun así, las poblaciones que consumen grandes cantidades de coco no tienen niveles altos de enfermedades cardíacas y se encuentran en excelente estado de salud (40, 41).

Las grasas de coco son en realidad diferentes a la mayoría de las otras grasas, y consisten principalmente en ácidos grasos de cadena media.

Estos ácidos grasos se metabolizan de forma diferente, yendo directamente al hígado donde pueden convertirse en cuerpos cetónicos (42).

Los estudios demuestran que las grasas de cadena media suprimen el apetito, ayudan a las personas a comer menos calorías y pueden aumentar el metabolismo en hasta 120 calorías por día (43, 44).

Muchos estudios demuestran que estos tipos de grasas pueden tener beneficios para las personas con Alzheimer, y también se ha demostrado que ayudan a perder grasa abdominal (45, 46).

Conclusión: Los cocos son muy ricos en ácidos grasos de cadena media, que se metabolizan de forma diferente a otras grasas. Pueden reducir el apetito, aumentar la quema de grasa y proporcionar numerosos beneficios para la salud.

10. Yogurt con todas las grasas

El yogur real con mucha grasa es increíblemente saludable.

Tiene los mismos nutrientes importantes que otros productos lácteos altos en grasa.

Pero también está cargado de bacterias probióticas saludables que pueden tener efectos poderosos en su salud.

Los estudios demuestran que el yogur puede conducir a mejoras importantes en la salud digestiva e incluso puede ayudar a combatir las enfermedades cardíacas y la obesidad (47, 48, 49).

Solo asegúrate de elegir un yogurt real y completo y leer la etiqueta.

Desafortunadamente, muchos de los yogures que se encuentran en los estantes de las tiendas son bajos en grasa, pero cargados con azúcar adicional.

Lo mejor es evitar aquellos como la peste.

Más sobre la grasa y temas relacionados:

  • Aceites de cocina saludables: la guía definitiva
  • ¿Cuál es el aceite más saludable para freír? The Crispy Truth
  • 20 Deliciosos alimentos ricos en proteínas