Ajustando el cuello recto

A lo largo de los años hemos tenido un gran impacto en nuestras articulaciones. Eventualmente comienzan a mostrar signos de desgaste. Con la edad, la artritis puede causar que las articulaciones de las rodillas, las manos, las muñecas y los pies se vuelvan rígidas y adoloridas.

La artritis también afecta las vértebras de nuestro cuello, que se desgastan por años de sostener nuestra cabeza. Después de los 60 años, más del 85 por ciento de las personas tienen artritis en el cuello, según la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (AAOS).

Si le duele el cuello, consulte a un médico para averiguar exactamente qué está causando su dolor. Puede visitar a su médico de cabecera o consultar a un especialista como ortopedista, reumatólogo u osteópata. Su médico también puede aconsejarle sobre terapias para ayudar a aliviar el dolor, como cambios posturales, fisioterapia, yoga o Pilates. Y su médico puede recomendar medicamentos para aliviar el dolor o inyecciones de esteroides.

También puedes probar ejercicios básicos en casa. Aunque tengas la tentación de mantener el cuello inmóvil cuando duele, permanecer inmóvil solo aumentará la rigidez. También hará que pierdas aún más movimiento. Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento ayudarán a mantener el cuello flexible y reducir el dolor de la artritis.

Aquí hay algunos ejercicios que puede intentar para aliviar la artritis del cuello. Recuerde moverse suavemente y sin problemas durante cada ejercicio. Nunca haga movimientos bruscos ni sacuda el cuello. Girar y girar el cuello se realiza en el ejercicio de rotación del cuello. Además, deténgase si cualquier ejercicio aumenta su dolor de cuello.

Cuello y elevación del cuello Gota y elevación del cuello

Este estiramiento funciona tanto en la parte frontal como posterior de su cuello para aumentar la flexibilidad y el movimiento.

Párese derecho o siéntese en una silla. Lentamente deja caer tu cabeza hacia adelante hasta que tu barbilla toque tu pecho.

Mantenga esta posición durante 5 a 10 segundos. Luego regrese a su posición inicial.

A continuación, inclina la cabeza ligeramente hacia atrás y mantén esta posición durante 5 a 10 segundos.

Repita el estiramiento en cada dirección cinco veces.

Inclinación de la cabeza Inclinación de la cabeza

Este movimiento opuesto trabaja los lados de su cuello.

Párate derecho o siéntate en una silla. Lentamente incline su cabeza hacia su hombro derecho mientras mantiene su hombro izquierdo hacia abajo.

Mantenga esta posición durante 5 a 10 segundos, luego regrese la cabeza al centro.

Repita en el lado izquierdo inclinando la cabeza hacia el hombro izquierdo y manteniendo el hombro derecho hacia abajo.

Mantenga esta posición durante 5 a 10 segundos.

Repite toda la secuencia cinco veces.

Rotación de cuello Rotación de cuello

Aquí hay otro buen ejercicio para los lados de su cuello.

Siéntate en una silla o ponte de pie con una buena postura. Gire lentamente la cabeza hacia la derecha, manteniendo la barbilla recta.

Mantenga esta posición durante 5 a 10 segundos, luego regrese al centro.

Gire lentamente la cabeza hacia la izquierda y sostenga durante 5 a 10 segundos. Luego regrese al centro.

Repita cinco veces en cada lado.

Retirada del cuello Retirada del cuello

Debe sentir este estiramiento en la parte posterior de su cuello.

Siéntate en una silla con los hombros hacia atrás y la cabeza recta. Jala la barbilla hacia adentro, como si estuvieras haciendo un doble mentón.

Mantenga esta posición durante 5 a 10 segundos mientras siente el estiramiento en su cuello.

Regrese a su posición original. Luego repite cinco veces.

Rollos de hombro Rollos de hombro

Mientras te enfocas en tu cuello, no descuides tus hombros. Ejercitar los hombros también fortalecerá los músculos que sostienen su cuello.

Los rollos de hombro son un ejercicio básico y fácil para mantener fluidas las articulaciones de su hombro y cuello.

Siéntate en una silla o ponte de pie con los pies separados al ancho de los hombros. Ruede los hombros hacia arriba, hacia atrás y hacia abajo con un movimiento suave.

Repita este movimiento cinco veces. A continuación, invierta el movimiento, levantando los hombros hacia arriba, hacia adelante y hacia abajo cinco veces.

PracticeReps para cuellos

Al principio, es posible que solo pueda hacer una o dos repeticiones de cada ejercicio. A medida que se acostumbre a los movimientos, podrá aumentar el número de repeticiones.

Puede sentir un poco de incomodidad cuando prueba un nuevo ejercicio, pero nunca debe sentir dolor. Si le duele algún movimiento, deténgase y consulte con su médico.

Repita estos ejercicios todos los días durante seis a ocho semanas. Si su dolor no cede, empeora o tiene debilidad en sus brazos o manos, llame a su médico para que le aconseje.