El patinaje sobre hielo es un gran ejercicio

¿Está aumentando de peso durante los largos y fríos meses de invierno? ¿Es difícil mantenerse motivado para hacer ejercicio, especialmente cuando hay escarcha en el suelo?

Si su equipo de ejercicios en el hogar o el gimnasio local no logra levantarlo y levantarlo de su sillón, quizás sea hora de probar un nuevo tipo de ejercicio este invierno. ¿Qué tal algo que no solo hace que tu corazón late más rápido, sino que también mejora tu equilibrio, tu forma física y tu coordinación? ¿Por qué no probar algo que es tan divertido, te olvidarás de que estás entrenando?

El patinaje sobre hielo puede ser la opción perfecta para ti. Puedes seguir competiciones de patinaje artístico durante los Juegos Olímpicos de invierno o disfrutar viendo a tu equipo de hockey favorito enfrentarse a sus rivales, pero ¿te patinas? Nunca es tarde para aprender. Puedes aprender a patinar sobre hielo a cualquier edad. Obtenga más información sobre los beneficios de esta actividad de invierno divertida y vigorizante.

Beneficios para la salud Beneficios para la salud del patinaje sobre hielo

El patinaje sobre hielo es ideal para el corazón y los pulmones. Proporciona un entrenamiento aeróbico, haciendo que su corazón bombee y mejore su circulación. Esto puede ayudarlo a sentirse más alerta y enérgico, a la vez que reduce su riesgo de enfermedad cardíaca.

El patinaje sobre hielo también puede ayudarlo a perder peso, especialmente si lo combina con una dieta sana y equilibrada. Usted puede potencialmente quemar más de 200 calorías por cada media hora de patinaje, informa la Harvard Medical School.

El patinaje sobre hielo también tonifica y estira los músculos a medida que aprendes a conectar tus abdominales, muslos y pantorrillas para mantener el equilibrio. Cuanto más patines, más fuerza y ​​resistencia desarrollarás.

Finalmente, el patinaje puede mejorar tu estado mental. A medida que aprende a patinar, desafiará a su mente y cuerpo para que desarrolle nuevas habilidades, aumente su autoconfianza y ejerza control mental. Esta divertida actividad de temporada también es una excelente manera de pasar tiempo con amigos y familiares. Acercarse a la pista de hielo local juntos puede ayudarlo a relajarse y aliviar el estrés en compañía de sus seres queridos.

PreparaciónAntes de comenzar

Antes de comenzar a patinar sobre hielo, siga estos sencillos pasos para prepararse.

Hable con su médico

Al igual que con cualquier programa de ejercicios, es aconsejable consultar con su médico antes de comenzar a patinar sobre hielo. Pueden ayudarlo a decidir si tiene la salud suficiente para enfrentar el desafío. También pueden ayudarlo a comprender los riesgos y beneficios, y las estrategias para evitar lesiones.

Almacene su armario

Es importante vestirse abrigado pero en capas cuando patines, para que pueda arrojar la ropa cuando comience a calentarse. Las polainas y las blusas elásticas ajustadas permiten la libertad de movimiento.Use calcetines de microfibra en lugar de calcetines de algodón. Absorben la humedad y se adaptan bien a sus pies, lo que reduce el riesgo de ampollas. Use guantes, no solo para el calor, sino también para proteger sus manos si se cae.

Considere usar almohadillas o protectores para la cadera, la rodilla, el codo y la muñeca para proteger sus articulaciones contra lesiones. Un casco también puede ayudarlo a mantenerse seguro al evitar lesiones en la cabeza. Usar equipo de protección es especialmente importante si no tiene confianza en su equilibrio. Estas precauciones pueden ayudarlo a evitar lesiones y continuar patinando, incluso después de una caída.

Alquile o compre patines

Cuando comience por primera vez, considere alquilar sus patines en lugar de comprarlos. Eso le dará la oportunidad de probar diferentes estilos para aprender lo que le gusta y lo que no le gusta. Cuando llega el momento de comprar, tendrá más experiencia y conocimiento sobre los cuales basar su decisión de compra.

Si desea comprar patines de inmediato, obtenga algunos consejos de un instructor de patinaje acreditado. Pueden ayudarlo a determinar qué patines pueden ser mejores para usted. Decida lo que decida, asegúrese de que sus patines se ajusten bien. Los tamaños de patines no siempre coinciden con los tamaños de los zapatos. Tus talones deben estar ajustados contra la parte posterior de tus patines, y deberías poder mover los dedos arriba y abajo.

PatinandoHaciendo hielo

Una vez que obtenga la aprobación de su médico y la indumentaria básica, estará listo para patinar. Puede elegir un tiempo de patinaje público en su pista local y probarlo por su cuenta. Puedes invertir en clases grupales o privadas. O puede pedirle a un amigo o familiar que sepa cómo patinar que lo ayude a aprender.

Probablemente te caigas un par de veces en el camino, por lo que es importante aprender a adoptar medidas que minimicen el riesgo de lesiones. Meta las manos hacia adentro para que otros patinadores no pasen sobre sus dedos cuando está abajo. Intenta relajarte mientras caes, para que no aterrices demasiado rígidamente. Proteja sus muñecas, codos, caderas y rodillas si es posible. Si puedes, aterriza sobre tu trasero. Esa es la parte menos probable de tu cuerpo para lastimarte.

Practica parar tan pronto como puedas. Esta será tu habilidad más importante. Puede usar el T-stop, donde arrastra un patín detrás del otro en un ángulo de 45 grados. O puede usar la parada de quitanieves, donde separa los patines y forma una posición de dedos de paloma, utilizando el interior de las cuchillas para afeitar el hielo y reducir la velocidad de su impulso.

Trate de no desanimarse. Recuerde que está aprendiendo algo completamente nuevo. Es importante ser paciente contigo mismo y disfrutar el viaje. En poco tiempo, puede que sienta temor por los meses de verano porque el patinaje sobre hielo es muy divertido.